Conoce más sobre la Toxina Botulínica y nuestra súper promoción

Conoce más sobre la Toxina Botulínica y nuestra súper promoción

¿Qué es la toxina botulínica?

La Toxina Botulínica reduce considerablemente las líneas de expresión causadas por la contracción de los músculos, las cuales son visibles con el rostro en movimiento (líneas dinámicas). Cuando hablamos de la Toxina Botulínica nos referimos a una proteína purificada totalmente compatible con el cuerpo humano que no genera reacciones alérgicas ni rechazo. Al evitar la contracción muscular, la piel que está sobre el músculo permanecerá más tensa y sin arrugas.

 

¿Cuánto tiempo dura el efecto de la toxina botulínica?

Sus efectos se pueden empezar a notar a partir de 3 a 4 días después de la aplicación. La evaluación de resultados podría ser realizada entre 7 a 10 días después.

 

¿Sabías que la toxina botulínica no tiene efectos secundarios?

En la actualidad la aplicación de la toxina botulínica en el rostro representa ser el tratamiento más demandado por quienes quieren hacer frente o evitar las huellas del envejecimiento. Sin embargo, son muchas las personas que no se animan a practicarse esta técnica por miedo a obtener un resultado desfavorable. 

Cabe destacar que los efectos secundarios de la toxina botulínica en el rostro dependen en gran parte de que la técnica de aplicación y el tratamiento sea realizado por un profesional, dermatólogo o cirujano plástico.

Edad para aplicar la toxina botulínica

En la actualidad, la toxina botulínica se emplea para mejorar notablemente la apariencia física.  Su utilización consiste en aplicarla en ciertos puntos estratégicos del tercio superior facial. Se recomienda su aplicación como método de prevención en personas que han pasado la barrera de los 30 años y buscan eludir la aparición de arrugas o pliegues faciales.

De igual manera puede ser utilizada en pacientes mayores que buscan revertir las marcas muy perceptibles del envejecimiento facial, una vez que las líneas de expresión ya se han manifestado.

No obstante, para decidir si una persona se encuentra en circunstancias óptimas para empezar a aplicarse toxina botulínica es necesario que sea evaluada por un especialista que examine el estado de su rostro y piel en general. 

Todo esto, debido a que la toxina botulínica se recomienda a los 30 años en individuos que tienen una gesticulación excesiva y por esa razón presenta líneas de expresión desde temprana edad. Sin embargo, cuando no es este el caso del paciente, se le recomienda que espere hasta los 35 para dar inicio a su primer tratamiento.

 

Edad en la que ya no funciona la toxina botulínica

Afortunadamente con el paso de los años los científicos siguen avanzando en sus estudios, por lo tanto en la actualidad no existe un límite de edad para las funciones de la toxina botulínica.

Beneficios de la toxina botulínica

Principalmente uno de sus beneficios es que no solicita interrumpir tus actividades ni durante, ni después del tratamiento, algo de completa relevancia en el caso de que tengas que trabajar o bien, cuidar de los tuyos. De igual modo los efectos son muy rápidos y eficaces, visibles después de haber pasado 6 o 7 días aproximadamente de su aplicación. Dichos efectos permanecen en el tiempo y persisten en torno a 6-8 meses dependiendo de la cantidad de las sesiones.

Adicionalmente, el tratamiento es reversible por varios meses y dentro de los parámetros normales, no existe razón alguna para que provoque efectos secundarios. Incluso, la idea de que se aplique con inyección, hace que el efecto sea local en el lugar donde se aplica y no en distintas zonas del cuerpo.

 

Cosas que deberías saber de la toxina botulínica

  • Suaviza las arrugas. En algunas ocasiones aplican productos que no son toxina botulínica y como consecuencia, no hay resultados uniformes en el rostro. Por ello depende mucho de que quien lo aplique sean personas que están capacitadas para realizar el procedimiento.
  • Se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo. En cuanto a estética, se aplica en líneas de cara y cuello. En la zona de nariz y labios hay que tener cuidado, porque una mala aplicación podría cambiar las facciones. Pero bien aplicado es muy seguro.
  • Los resultados son de forma inmediata después de su aplicación. Los efectos comienzan a notarse desde el tercer al quinto día. De diez a catorce días es el efecto final y se mantiene así en un periodo de cuatro a seis meses.
  • Si se suspende su uso, las arrugas serán más profundas. Si se emplea solo una vez, se tendrán resultados favorables pero si no vuelve a repetirse la aplicación, lo peor que puede pasar es que el paciente quede como estaba antes. No se cae la piel ni las arrugas se hacen más evidentes. Con su uso solo se atrasa el proceso de envejecimiento.
  • Toda persona puede usarlo, tanto hombres como mujeres. Sin embargo no es recomendable realizar tratamientos estéticos en mujeres embarazadas.
  • Se puede usar cuando se está en algún tratamiento médico, la única excepción es cuando se utilizan los antibióticos aminoglucósidos (se usan para tratar infecciones).
  • Fuera de la estética, se utiliza para combatir enfermedades como la migraña y la hiperhidrosis (sudoración excesiva). 
  • Los únicos que pueden aplicar la toxina botulínica son los dermatólogos y cirujanos plásticos certificados. Fuera de esos especialistas nadie tiene la capacidad para hacerlo.
  • Se puede usar con otros tratamientos estéticos. Se pueden combinar pero lo más adecuado es no hacerlo al mismo tiempo, es favorable si se realizan en diferentes sesiones.
Asesoría en línea